Presentación del club de lectura “Hablamos de poesía”

hablamos de poesía

El jueves 4 de octubre comenzó su andadura un nuevo club de lectura en la biblioteca A. Durán Gudiol de Huesca: “Hablamos de poesía”. Como su nombre indica, se trata de un club diferente a los demás. Habitualmente, este tipo de actividades tiene como objeto el género literario más popular de la modernidad, que es la novela. Sin embargo, cada vez hay más demanda de nuevas actividades que se ocupen de otros géneros que parecen minoritarios o marginales, pero no por eso son menos importantes. Tal es el caso de la poesía, de la que se dice que hay más escritores que lectores.

Así pues, este nuevo club de lectores, o grupo de lectura, va a estar dedicado a textos exclusivamente de poesía. Además, nace con vocación de novedad y continuidad en una ciudad que cada vez cuenta con más asociaciones y colectivos dedicados a la dinamización literaria.

“Hablamos de poesía” está dirigido por el profesor oscense de literatura Antonio Viñuales. Además de su labor docente en la Universidad de Zaragoza y en institutos de nuestra comunidad autónoma, el profesor ha dirigido diferentes talleres de creatividad literaria en asociaciones literarias de Huesca y Zaragoza, ha publicado artículos y estudios en las más prestigiosas revistas de crítica literaria de nuestro país como Ínsula, Revista de letras o Turia, y es el director de la revista digital de literatura Caminos de Pakistán http://caminosdepakistan.es

El grupo de lectura no está cerrado, y admite todavía la inscripción de más lectores que se interesen por la propuesta de lectura poética. Sus reuniones se celebrarán, hasta mayo de 2019, el primer jueves de cada mes y se centrará, en su primera temporada, en la poesía española del siglo XX.

En cuanto a su funcionamiento, “Hablamos de poesía” propone un tema poético para cada sesión. Cada tema tendrá como eje central a un autor, del que se ofrecerá una antología de textos a los participantes como lectura. Asimismo, en el mismo repertorio de materiales, se añadirán breves textos de otros poetas que hayan tocado en su obra el mismo tema. La filosofía será profundamente abierta y participativa, y se invita a los lectores a que traigan a las sesiones voces poéticas desconocidas y nuevas que orbiten en las mismas temáticas objeto de cada encuentro.

El objetivo no es otro que compartir las sensaciones, sentimientos y puntos de vista acerca de un tema y unas obras comunes leídas por todos, y también dar a conocer a los compañeros del grupo autores y obras poéticas nuevas desde una posición abierta, igualitaria y apasionada por uno de los géneros más intensos de la literatura.

La siguiente sesión, que tendrá lugar el jueves 8 de noviembre de 2018, tendrá como hilo conductor el idilio, y a este tema lo hemos etiquetado como “Hombre, tierra y dios”. El idilio es un género lírico que comenzó su andadura en la Antigüedad áulica con la poesía de Teócrito, y consiste en la exaltación poética de la tierra natal y de todos los símbolos del crecimiento agrícola y familiar. Esta sublimación viene enmarcada por el equilibrio necesario entre la tierra, el hombre y la divinidad.

Este género del idilio tuvo su apogeo en los siglos de oro de la literatura castellana con la llamada “poesía pastoril” de corte italianizante, aunque ha llegado intacta hasta el siglo pasado en poéticas como la de Antonio Machado, de fuerte carácter idílico, y en otros géneros literarios como la novela.

El poeta del siglo XX que nos servirá para ilustrar esta vía lírica será el astorgano Leopoldo Panero (sic). Este perteneció a la llamada “Generación del 36”, desde la corriente de la “poesía arraigada”. Panero publicó buena parte de sus poemas en la revista Garcilaso, en clara alusión a la deuda que contrajo con la línea idílica profesada por el maestro renacentista. Al leonés lo acompañaron, en la misma línea poética, escritores y amigos como Luis Rosales o Dionisio Ridruejo. Además, Panero fue padre de los también poetas Juan Luis Panero y Leopoldo María Panero, cuyas obras serán asimismo objeto de nuestras lecturas en las sesiones siguientes.

Los poetas que acompañarán a Panero como propuesta de lectura en esta sesión serán, por un lado, el ya citado Teócrito, del cual se propone el “Idilio I”; por otro lado, se propone también una brevísima antología de textos machadianos, buena parte de los cuales pertenecen a su intemporal Campos de Castilla; y para terminar, una breve antología que nos permitirá introducirnos en la obra lírica de René Char.